martes, julio 26, 2016

Arrasan la ribera del Eresma con una tala de árboles y arbustos




En las últimas semanas se ha ejecutando una actuación en Segovia, entre el puente del Arco de la Fuencisla hasta el Molino Viejo con la que se han cargado parte de la vegetación de la ribera del rio Eresma. Una tala masiva de árboles y arbustos que en ningún caso puede ser considerada una restauración o regeneración.

La tala masiva de árboles y arbustos en la ribera contraviene radicalmente el Plan de Restauración de Riberas de la Cuenca del Duero.


La intervención, tal como se está realizando, también aumenta la peligrosidad de las avenidas del río Eresma ya que es bien conocido que la tala del bosque de ribera disminuye la capacidad de absorción de las precipitaciones y favorece la escorrentía superficial.

Se considera razonable que en los núcleos urbanos las riberas se acondicionen para el uso ciudadano, pero siempre respetando en lo posible sus valores (como corresponde al término “regeneración medioambiental”)”. “La recuperación de las riberas debe consistir en un apoyo a la regeneración natural más que en su tala o en un diseño humanizado con criterios de jardinería.


Este tipo de actuaciones que no responden a criterios ambientales ni respetan la normativa, provocan que Segovia esté perdiendo su valioso bosque de ribera, favorecedor de un micro clima fresco en verano que proporciona biodiversidad y belleza a la ciudad y da bienestar a los ciudadanos. Por ello, que cese la destrucción en curso y, en el tramo todavía no afectado, las actuaciones a desarrollar se limiten a las de mantenimiento y regeneración del bosque de ribera previstas en el Plan Especial de Ordenación y Protección de las Riberas del Eresma en Segovia.

E.A.

1 comentario:

César de las Heras dijo...

Es una absoluta vergüenza y una completa salvajada. Se han cargado en días, años de naturaleza y recuerdos. El tema es saber quién es el responsable y exigirle respuestas. Aquí se destruye una de las imágenes de nuestra vida y todos callan